About Author

Morgan Howen

Morgan is an example author of everest news. She has just a dummy image &

Faltó Brillo… La Azul Y Blanco Fue Blanda Con Montserrat

Hubo para más, se ganó y hasta allí. Es extraño decirlo pero en medio de la victoria queda un sabor raro, no necesariamente feo, pero no genial. Nicaragua fue blanda con un rival limitado pero mejorado con respecto a lo propuesto en Barbados cuando la Azul y Blanco pudo meter cinco goles más. Montserrat, dirigida por la leyenda del Leeds United, Lee Bowyer, aplicó modificaciones y consiguió poner nerviosa a una Selección que mostró calma, personalidad y temple cuando el tiempo avanzaba angustiosamente.

Marco Antonio Figuero salió con una línea de 4 que a ratos se convirtió en una de 3 con Quijano, Fletes y Pérez trabajando como anclas y con Óscar Acevedo con pase libre para atacar ante la ausencia ofensiva de un rival que llegó a Managua con la misión de perder por lo mismo del primer partido. Con Jacob Montes, que quedó a deber, haciendo su debut como titular, y con una línea ofensiva que no contó con los principales exponentes en la era Figueroa, salvo la titularidad de Juan, Nicaragua volvió a tener espasmos y falta de claridad en su transición ofensiva frente a unos Chicos Esmeraldas ultra defensivos que asociaron constantemente sus dos primeras líneas para reducir la creación de espacios.

Nicaragua pareció arrancar bien el partido cuando al 10′ Jacob Montes encontró una pelota y remató por fuera, pero esto solo fue un espejismo. Los caribeños se encerraron y nosotros no supimos generar espacios evidentes para poder causar peligro en el arco de Corrin Brooks-Meade que volvió a ser el jugador más destacado en su equipo. Lejos de someter al rival, tal y como ocurrió hace cuatro días, Nicaragua fue frívola por momentos aunque siempre tuvo la pelota en sus pies. Lamentablemente faltó el elemento adicional que con talento individual puede rescatar a un colectivo atorado.

Vale la pena decir que Luis Fernando Coronel fue mucho más tímido en Managua que en Bridgetown, encaró poco, metió poco y generó poco mientras Bancy intentaba aplicar su magia en el otro costado, pero la falta de entendimiento fue evidente y, por momentos, parecimos atascados. Los visitantes nos asustaron cuando al 29′ James Comley sacó un remate que se fue cerca del arco de César Salandia, en su tercer partido como cancerbero de la Azul y Blanco.

Por suerte el desastre que era la primera parte se limpió porque Juan Luis Pérez apareció con su oportunismo en las pelotas paradas y de cabeza, al 37′ nos dio la tranquilidad de saber que el partido estaba liquidado porque anotar un gol, para Montserrat, fue siempre una idea platónica. La jugada nació en un tiro libre de Harold Medina que prolongó Óscar Acevedo hacia el centro del área donde Corrin Brooks llegó a despejar. Para nuestra suerte, la pelota quedó suelta y el zaguero “Manudo” ganó en las alturas para el 1-0.

Nicaragua no demoró en dar el trámite por solucionado y al 42′ tras una gran escapada de Juan Ramón Barrera que combinó con Luis Fernando Coronel quien inventó una pared con Bancy Hernández para luego recibir, girar sobre su propio eje, rematar y marcar el 2-0 que nos permitió respirar con relajación aunque pudimos marcar el tercero en un mano a mano que Brooks supo resolver frente a Juan.

La segunda parte fue mejor para Nicaragua que en medio de un diluvio supo navegar hasta ver a la paloma regresar con una ramita de oliva. El Ghost, que volvió a ser pesado y soberbio en conferencia de prensa, retiró a Montes y a Coronel para darle ingreso a Matías Belli y a Widman Talavera con quienes Nicaragua encontró la profundidad que le faltó en la primera mitad. “Mati” puso el último clavo en el ataúd al 48′ tras una serie de fallos ofensivos de Montserrat para marcar su séptimo gol vestido de Azul y Blanco.

El resto fue burocrático, Nicaragua avisó un par de veces con remates de Talavera y de Anderson Treminio, que tiene que mejorar la forma física, y Montserrat tuvo la cortesía de darle un poco de trabajo a Salandia con un disparo de Comley que el portero nacional supo solventar sin mayores sobresaltos.

Al final, la fecha FIFA terminó como se esperaba, sin sustos pero sin brillos. La Azul y Blanco sumó 6 de 6, mantuvo su liderato del grupo y queda con el trabajo hecho de cara a los últimos dos partidos que serán fundamentales para regresar a Liga A. Uno en Barbados y el otro, a muerte en Managua contra los dominicanos.

Hoy, frente a Montserrat se ganó pero se pudo hacer más.

Foto: FENIFUT

P