El Arte De Ser Papá

El Arte De Ser Papá

7.981K

Escrito Por: Camilo Velásquez

“Jugué cuatro meses sin recibir pago, jugando por amor y creyendo ilusamente que un buen torneo nos permitiría convencer a la empresa privada para que nos apoyara. Fue allí donde surge la idea de crear un sindicato, porque en este país el menos protegido y el más perjudicado es el jugador”.

Francisco Paz no tiene una historia dramática, gran parte de su vida ha sido normal, con altos y bajos como el vivido con Juventus en 2010, con alegrías y desesperanzas, con sueños y con duras realidades. Tiene 31 años y toda su vida estudió en el Colegio Bautista en Managua, fue allí donde entró en contacto con uno de sus más grandes amores: el fútbol. Digo con claridad que uno de los más grandes amores y no el más grande porque a ese, Francisco lo conoció hace nueve años cuando llegó al mundo Lea Milley Paz.

“El Cuervo” a como le dicen sus amigos por su intransigente afición por los Cuervos de Baltimore de la NFL, tuvo su primer contacto con lo que hoy constituye su manera de ganarse la vida en el colegio de sus amores. “Yo no jugaba fútbol, pero siempre me han gustado los deportes. En ese momento tenía catorce años y practicaba atletismo donde siempre miraba entrenar a Dalila Rugama que portará la bandera nacional durante el desfile inaugural de los Juegos Centroamericanos 2017 de Managua. Una de mis principales cualidades es la rapidez, siempre he sido rápido y fue así como el profesor Jeffry Traña me convenció de ir a probarme con el equipo de fútbol”.

Paz recuerda con enorme agrado el legado que recibió durante su vida de estudiante en donde personalidades del fútbol nacional se quitaban el disfraz de futbolistas para convertirse en maestros: “Yo tuve como profesores a gente como: Omar Zambrana, Jairo Arguello, Octavio Mayorga, Jeffry Traña y Henry Alvarado, todos eran profesores en el Bautista y todos eran personas que te motivaban constantemente”.

Fue justamente bajo el liderazgo de Alvarado como entrenador del equipo colegial cuando Francisco Paz fue descubierto por Martín Fletes y “El Cuervo” lo recuerda como si fuese ayer. “Jugamos un partido contra la Sub-20 del Parmalat y allí nos vio el profe. Nos invitó a tres compañeros hacer pruebas y así quedé con el equipo.” Fue con los Lecheros donde Francisco Paz conoció a su primer ídolo nacional y fue también amando a los colores azul y oro cuando conoció a su villano favorito. “Todos en los equipos juveniles admirábamos a David Solórzano, era impresionante verlo entrenar y jugar, íbamos al estadio siempre que el equipo jugaba como local y siempre sufrí las goleadas que nos propinaba el Real Estelí de la mano de Sergio Iván Rodríguez”.

Pero la necesidad de terminar sus estudios y de aportar en la casa donde vivía María Obando, su abuela, lo obligó a dejar las canchas para trabajar justo cuando Roger “Pinocho” Rodríguez lo había tomado en cuenta para debutar en Primera. “Yo dejé de jugar cinco años, durante ese tiempo trabajé en distintas empresas como vendedor. La verdad es que me iba bien, vendía mucho, sobre todo cuando me tocó vender zapatos” cuenta Paz que invadió cuanta liga de fútbol se le pasaba por enfrente durante ese tiempo. “El Cuervo” fue un temible delantero que picoteaba en los campos de tierra de Don Bosco, la Colonia 14 de Septiembre y en todas y cada una de las ligas de futbol sala, sobre todo la de la Dignidad 4 de Mayo donde el equipo LVS (Linda Vista Sur) era un caudillo. “En ese equipo jugábamos con Mario Cantillo, Jason Casco, Alfredo Ramírez y José Luis Rosales, luego nos invitaron a jugar en un equipo en Tercera División que nos dijeron se llamaba Juventus”.

La vida de Fran cambió en el año 2008, “las cosas en la empresa no estaban bien, el dueño la estaba cerrando y tomé la decisión de dedicarme a jugar al fútbol. Llegué a la casa y le dije a mi abuela que estaba decidido a renunciar, que me iban a pagar por jugar al fútbol”. La decisión no fue fácil, salir de su puesto de vendedor para ir a jugar a Segunda División representaba una reducción económica considerable, “dejé de percibir U$1300 como vendedor para ganar C$8,000 como futbolista”. Posiblemente la decisión no hubiese preocupado tanto a su abuela si Lea Milley no hubiese llegado para convertirse en el centro del universo de la familia.

“Yo tenía una novia y salió embarazada, pero tres meses después del nacimiento de Lea, ella se fue. Regresó en dos ocasiones más, pero luego desapareció para siempre, dijo que se iba del país y la niña quedó a mi cargo. Al principio fue difícil, uno no está listo para ser padre, para despertarse en las madrugadas a preparar una pacha, a cambiar pañales, pero me tocó hacerlo”. Paz es un padre soltero y ha recibido el apoyo de su abuela en la formación de su hija, pero también se han sumado otros familiares. “Tengo unos tíos que siempre me han echado el hombro, siempre me han apoyado moral y económicamente, es la fecha y si meto un gol, mi tía me pasa dejando una especie de bono por debajo de la mesa para que nadie en la casa se dé cuenta”.

Ser padre es una experiencia que cambia la vida y la decisión de migrar al Real Estelí, donde pretende estar muchos años, no fue fácil de tomar. “Mi vida gira entorno a la niña, por eso fue tan difícil decidir aceptar la propuesta de ir a jugar al Tren en 2009 donde llegué ganando C$10,000. Y fue difícil porque tuve que separarme de mi hija, no la podía llevar a vivir a Estelí porque no sabía si iba a durar mucho tiempo en el equipo, ella estudia en el Loyola y era complicado sacarla de su ambiente, entonces tuve que dejarla con mi abuela para ir a trabajar”.

Lea es la hincha número uno del Real Estelí y aun mastica con amargura la eliminación a manos del Managua FC, eliminación que además, vivió en el propio estadio Independencia y vistiendo de rojo y blanco. Su jugador favorito es Cristiano Ronaldo, pero es muy clara en señalar que esa distinción únicamente la ocupa el astro portugués si se delimita a fútbol internacional porque “el mejor jugador del mundo, ocupa la camisa 13 en el Real Estelí” y es su papá. “Mis amigos no creían que mi papá jugaba en el mejor equipo de Nicaragua, cuando se los presenté se quedaron sorprendidos y ahora todos le van al Real Estelí”.

El estatus de padre soltero no incomoda a Paz “estoy agradecido con Dios porque tengo la oportunidad de guiar la vida de mi hija y de la mano de mi abuela que fue quien me crio, Él sabe porque hace las cosas y a lo mejor, si ella (la mamá de Lea) se hubiese quedado en nuestras vidas la cosa no hubiese salido bien. Hay momentos en donde Lea me pregunta por su mamá y a mí me toca decirle la verdad, decirle que no sé dónde está, pero jamás he pensado en decir algo malo de ella”.

Francisco Esteban Paz lleva su segundo nombre por su abuelo materno (QEPD), recuerda como su mejor gol uno que marcó con espectacularidad al Chinandega FC en Managua y mantiene un sabor amargo tras su paso vistiendo la Azul y Blanco. “Con la Selección me tocó vivir momentos muy lindos, tengo recuerdos que jamás van a borrarse de mi mente. Esa clasificación a la tercera ronda obtenida en Surinam, el partido de ida en Jamaica y lo imponente que sonó nuestro himno nacional en el partido de vuelta, pero me duele que no hayan confiado en mí, que no me dieran un solo minuto oficial y que solo me hayan tomado en cuenta para partidos amistosos como el que jugamos contra San Cristóbal y Nieves. Después sentí que había hecho números para ser considerado para la Copa Centroamericana, pero la convocatoria jamás llegó y ahora entiendo que, muy posiblemente, no me vuelvan a convocar”.

Hay dos confesiones muy importantes del lateral derecho del Real Estelí, la primera es tenerle mucho miedo a la muerte y la segunda es no tener ningún sueño en específico. “Quisiera tener mi propio negocio y prolongar mi carrera tanto como lo ha hecho Elmer Mejía, pero no sueño al respecto”. Sin embargo y antes de finalizar la entrevista recapacita, observa a Lea Milley corriendo hacia nosotros y dice: “bueno, un sueño si tengo…que ella sea una mujer de bien, una profesional y que realice todo lo que sueñe y quiera hacer”.

3 COMMENTS
  • By Carlos soza

    SALUDOS PAZ,TE CONOCÍ EN EL BAUTISTA CUANDO ESTABAS COMENZANDO A JUGAR EN LA MOSQUITO, YO JUGABA EN LA JUVENIL. ME ACUERDO DE TI PORQUE SIEMPRE TE ENOJABAS CUANDO PERDÍAS INCLUSO A VECES HASTA LLORABAS. UNA PEQUEÑA ACLARACIÓN ESE Jeffry Traña QUE MENCIONAS SE LLAMABA TOMAS TRAÑA. ME ALEGRE¿A MUCHO SABER QUE LE HAS HECHO FRENTE A LA VIDA, Y QUE ESTAS HACIENDO LO QUE MAS TE GUSTA. MUCHA SUERTE Y BENDICIONES!

    / Reply
  • By Juan chamorro

    Buen ARTÍCULO del perfiL de Paz. Sin Duda un juGador con todas las Cualidades fisicaS y tecnicas de un lateral. DesafortunaDamente, henry duarte aposto por dejarlo fuera.

    / Reply
  • By Jimmy Zuniga

    No solo un gran atleta un gran padre y un Hombre de bien #cuervopaz es también un gran amigo, una persona demasiado de bien en la cual se puede depositar toda LA.Confianza, el fue y será tan buen amigo q mi papá llego a quererlo más a el q a mi (pero solo eso) jajajajaja... dale con todo #CUERVOPaz vos podes

    / Reply

LEAVE YOUR COMMENTS