!Que Vergüenza! Goleados por Dominicana

!Que Vergüenza! Goleados por Dominicana

4K

Escrito Por: Camilo Velásquez

¡Que Vergüenza! Nicaragua fue derrotada por la República Dominicana con marcador de 0-3 en un desastroso partido en Diriamba que fue sede para la Azul y Blanco después de 3514 días de ausencia tras aquella derrota 0-1 frente a las Antillas Holandesas. Todo parece ser que el Cacique Diriangén es maldito para Nicaragua que tuvo, sin lugar a dudas, su peor presentación desde la llegada de Henry Duarte. ¡No se dejen engañar por el tico! Más allá del debut de Brandon Ayerdis y Denis Berger, Nicaragua contó con un plantel titular y con un grupo de jugadores frecuentes en las convocatorias del actual seleccionador.

Las ausencias de Barrera y Chavarría en ataque y de Copete y Casco en defensa no pueden ser argumento para explicar la debacle sufrida anoche frente a un equipo limitado pero con mucho orden táctico. Los quisqueyanos entienden perfectamente sus limitantes y saben explotar sus virtudes, saben sacarle provecho a su dinámico ataque y a través de su velocidad convirtió la noche en una pesadilla. Simplemente es inaceptable que un equipo se desahucie de manera tan dramática como lo hizo Nicaragua anoche, renunciando a su filosofía, a su juego de ataque y de toques precisos. La presentación en Diriamba es un episodio negro que debemos olvidar y superar rápidamente, habrá que sacudirnos el polvo y mejorar en 180 grados el sábado en Santo Domingo.

Nicaragua tuvo un buen arranque, con Brandon Ayerdis siendo el referente en ataque y con Daniel Cadena como orquestador. Pero el sarro que venimos acarreando producto de casi cuatro meses sin partido se fue haciendo notar desde el 20´ cuando Edipo Rodríguez aprovechó un rebote y puso a ganar a la República Dominicana. Las carencias nacionales fueron evidentes en todo momento, Josué Quijano pareció un espanto, ¿A dónde se fue el jugador más constante en la era Duarte? El niquinohomeño no supo combinarse con Denis Berger, a quien el debut le pesó demasiado, y la banda derecha no fue solo inconsistente en ataque, sino que también fue superada siempre en sus funciones de marcaje.

La pareja de centrales fue caótica, ni Oscar López ni Cyril Errington pudieron imponer su autoridad, fallaron en relevos, fueron faltos de coordinación y no tuvieron liderazgo. Marlon López en la media cancha fue incapaz de destruir y Cadena, el mejor de la cancha porque no hubo nadie más a quien resaltar, dejó en evidencia su falta de ritmo de partidos y erró constantemente en las entregas. Después del gol, todo fue para la visita que no nos humilló más porque nuevamente estuvo Justo Lorente para salvar lo poco que nos va quedando de dignidad futbolística. De hecho, Lorente fue figura al 27´ tapando un disparo cruzado de Jean Carlos López y al 34´ en un mano a mano con Luis Espinal.

Los nicas abusaron de los trazos largos, fuimos predecible y repetitivos en ataque,  y el medio tiempo llegó como un bálsamo, o por lo menos eso pensábamos sin saber que lo peor aún estaba por venir.  El complemento fue, aunque suene imposible, peor que la primera parte. Duarte retiró a Ariagner Smith, Denis Berger y Oscar López para darle ingreso a otro debutante, Allan Mercado junto a Jorge García y Cristian Gutiérrez. ¡Si Henry Duarte mantiene la teoría de que Jorge García es el 9 del futuro, que pobre futuro nos espera!

Jorge fue controlado todo el tiempo por Eduardo Centeno que estuvo sobrado. Nicaragua abusó de los balones aéreos desde la izquierda con Manuel Rosas, pero Miguel Lloyd fue el Señor de los Cielos y ganó siempre en ese apartado. Tempranito en la segunda parte los dominicanos liquidaron el partido, al 47´ Lorente tapó un desborde de Edipo Rodríguez y envió a tiro de esquina, pero en el cobro, una pifia en marcaje de Jorge García fue aprovechada por  Luis Espinal para el 0-2.

Nicaragua se resignó, bajó los brazos y resumió noventa minutos sin incomodar a Miguel Lloyd. Pareció que el equipo que estrenaba entrenador éramos nosotros y no los visitantes que acumulan, apenas, un mes con el uruguayo que los dirige. Lorente nos volvió a salvar al 71´ en un nuevo disparo de Luis Espinal y al 75´ Cristian Gutiérrez cometió una clara infracción sobre Edipo Rodríguez dentro del área que se encargó de convertir el propio jugador del CDEL Hospitalet.

Henry Duarte acumula cuatro derrotas de manera consecutiva y seis de sus últimos siete partidos, pero más allá del resultado, lo que preocupa fue la pobreza futbolística mostrada en Diriamba que lejos de augurar un futuro brillante, presenta un horizonte lleno de nubarrones.

LEAVE YOUR COMMENTS