El Tren Asalta Managua

El Tren Asalta Managua

76

Escrito Por: Camilo Velásquez

El CD Walter Ferretti no encontró el camino apropiado para guardar una ventaja de 1-0 y terminó perdiendo 1-2 ante su más importante adversario, el Real Estelí que ha garantizado el liderato, mantiene su invicto, y ha dado un golpe de autoridad en un partido que además de tres puntos, reparte honor. Lamentablemente, el partido más esperado de la primera mitad del Apertura se vio empañado por los dos principales protagonistas: las pésimas condiciones del terreno de juego y Nitzar Sandonval. El central mantuvo el rol principal del evento y terminó por cargarse un partido que, ya de por sí, estuvo carente de calidad.

Los rojinegros no supieron sacar provecho de una primera parte que dominaron con claridad y, nuevamente, la falta de gol le pasa factura. Es una pena que se tenga que jugar Primera División y una liga profesional, en un terreno que más bien pareció la cancha de un campeonato recreativo de volleyball de barro, al punto que jugarlo representó un atentado en contra de la integridad de los futbolistas. En la primera jugada del partido, Luis Manuel Galeano se retiró lesionado para darle ingreso a Jason Casco, y ojo que no fue el único, porque en el partido anterior, la UNAN vio como Juan Diego Uribe se lastimó en una jugada que termina significando la ausencia del colombiano por, por lo menos, un mes.

La obsesión de Flavio da Silva con su línea de tres lo ha hecho tomar decisiones cuestionables, como por ejemplo, colocar a Eder Munive en el rol recuperativo y no como central donde el colombiano es soberbio. Como parte de la estructura en zona media, Munive luce incómodo y, sin restarle mérito, René Huete no suple la ausencia del de Valledupar en la zaga.

Al 13´ la primera jugada de peligro fue protagonizada por el CD Walter Ferretti con un centro peligroso desde la derecha enviado por Jason Castellón que burló a la línea defensiva del Estelí, pero Alejandro Tapia no llegó a tiempo para marcar. En la jugada inmediata, Ariagner Smith desbordó con velocidad, pero al llegar al área sacó un disparo por el costado de la portería de Denis Espinoza.

No puede decirse que alguien tuvo manejo de pelota, porque los charcos lo imposibilitaron, pero fue Ferretti quien sacaba mejores resultados en pelotas divididas y fue así, tras una división que volvió a aparecer con peligro, al 16´ un disparo a media distancia de Laureiro fue controlado por Henry Maradiaga. Al 34´ lo bochornoso, Denis Espinoza y Gregorio Tórres intercambiaron palabras y uno que otro golpe, Nitzar Sandoval se limitó a amonestar exclusivamente al octópodo y en ese instante, el partido se le salió de las manos.

Al 35´ en una jugada confusa, Eder Munive cayó dentro del área y Sandoval decretó un penal demasiado dudoso, de hecho, inexistente. El contacto de Gastón Pagano sobre el colombiano fue imperceptible, pero el central no dudó. Laureiro canjeó la cortesía para el 1-0. Fue tanta la confusión que Sandoval entendió que tenía que tratar de enmendar su error y al 39´ le mostró una segunda amarilla a Rafael de Almeida por una falta que el brasileño recibió de un rival, pero la balanza tenía que ser puesta en equilibrio y Ferretti se quedó con uno menos.

La primera oportunidad de peligro para el Tren demoró 41´ en llegar y fue a través del cobro de tiro libre de Gregorio Tórres que obligó a Espinoza a lanzarse hacia su derecha. Y al 42´ la expulsión del uruguayo Gastón Pagano tras una innecesaria barrida, los dos equipos quedaron con diez sobre el fango.

Otoniel Olivas, desde la grada, mandó a la cancha a Carlos Chavarría en lugar de Ricardo Bocanegra que, una vez más, no pesó. Y Chava, volvió a cambiarle el rumbo al partido e inclinarlo a favor del Real Estelí. El nuevo 10 esteliano ganó siempre en las espaldas de sus marcadores, en un inicio con Jason Castellón y luego con Jessie López que no pesó y tampoco pudo aplicar medidas correctivas y perdió siempre.

Al 52´ llegó el empate tras el cobro de una falta a favor de la visita.  El Goyo lanzó un centro preciso y Jason Casco, el antiguo ídolo rojinegro, se levantó para ganar en el segundo palo y establecer el empate. El gol fue un balde de agua fría para Ferretti y un bálsamo rejuvenecedor para Estelí.

Los locales demoraron en volver a poder sentirse cómodos en la cancha, pero fueron generando aproximaciones. La más clara, una al 59´ tras una perfecta filtración de Laureiro que dejó a Yosimar Rivera solo frente a Maradiaga, Rivera quiso picar la pelota por sobre el guardameta norteño y Maradiaga supo reaccionar. Al 63´ el segundo de Ferretti estuvo a punto de llegar cuando Jessie López encontró línea de fondo y envió un buscapié que amenazaba con ser rematado por Rivera, pero Elmer Mejía pudo despejar casi sobre la línea de gol.

Al 68´ la jugada que definió la victoria rojiblanca, Ferretti fue hacia adelante y en una mala entrega el Tren contragolpeó con saña. Chavarría se adentró en el área y lanzó un pase para Gregorio Tórres que disparó, la pelota fue desviada por la mano estirada de Jessie López y el mexicano, de penal, marcó el 1-2 que estuvo a punto de ser alterado por un remate incómodo de Kenieth Vanegas al 83´, pero Maradiaga volvió a ser figura.

La derrota catapulta al Tren a un liderato sin oposición y desinfla la nube del buen momento que vivía Ferretti post Liga CONCACAF.

LEAVE YOUR COMMENTS