El Orden De Los Factores, No Altera La Derrota

El Orden De Los Factores, No Altera La Derrota

106

Escrito Por: Camilo Velásquez

Enviado Especial

El orden de los factores no altera la derrota, el Real Estelí volvió a ser derrotado ahora en Liga CONCACAF frente a un CD Águila que tuvo más oficio que el Tren del Norte y obtuvo un premio poco merecido. El partido inició frívolo, con dos oncenos que por momentos se respetaron demasiado y renunciaron a generar emociones, Otoniel Olivas no acertó en el dibujo táctico y colocó un 4-4-2 con un diamante en el centro que terminó siendo un 4-3-3 en transiciones ofensivas. Pero en ese esquema, Gregorio Tórres tuvo que jugar desde el costado derecho y su marcaje fue un manjar para Deris Umanzor que nunca tuvo complicaciones.

La primera del partido la tuvo Marlon López al 17’ que remató por arriba una pelota que había quedado suelta tras un disparo de Ariagner Smith que estuvo bien en su debut internacional. El juvenil somoteño pivoteó y ganó constantemente las segundas pelotas causando enormes dolores de cabeza a los centrales Richard Dixon y sobre todo al colombiano Yair Ibarguen, Ariagner mostró mucha movilidad y haló marcas para abrirle espacio a Carlos Chavarría, el más incidente del Real Estelí.

Al 28’ Carlos Chavarría pudo abrir el marcador tras una individualidad por la izquierda que terminó con un enganche hacia adentro y un violento remate que envió a la esquina una impresionante atajada de Walter López, los locales respondieron al 34’ con un peligroso cabezazo de James Cabezas que atajó bien Henry Maradiaga.

El complemento tuvo mayor protagonismo local, porque Olivas así lo quiso. El técnico esteliano retiró a un activo Ariagner Smith para darle ingreso a Franklin López y pasar a jugar con una línea de 5 en donde Manuel Rosas y Francisco Paz jugaran bastante adelantados, esos espacios por los laterales fueron aprovechados por los salvadoreños que atacaron constantemente, sobre todo por la izquierda donde Paz y Elmer Mejía se complicaban en marcaje. El primer aviso peligroso fue al 46’ cuando Cabezas disparó una pelota que se estrelló en el larguero.

Los emplumados fueron menguando la resistencia esteliana que se acercó peligrosamente a la zona defendida por Henry Maradiaga. Otoniel retiró a Lucas Rodríguez, que no pesó, para darle espacio al colombiano Sebastián Acosta que nada de nada, a parte de un disparo en el travesaño, no lució. ¡Que alguien me explique lo de Ricardo Bocanegra! ¿Por qué no tuvo minutos? ¿Por qué traer a un extranjero para guardarlo en un partido que no se podía perder?

El Real Estelí intentó contragolpear, sobre todo por el costado derecho con Chavarría que desbordó siempre con amplitud. Al 72’ llegó una jugada que pudo cambiar el rumbo del partido, Carlos Chavarría recepcionó una pelota dentro del área y la protegió con su cuerpo para ser derribado por una carga de Ibarguen, pero Daneon Parchment no tuvo el valor para sancionar un penal clarísimo.

El Tren siguió empujando y al 78’ Sebastián Acosta estrelló el cobro de un tiro libre en el travesaño que puso a temblar a la raquítica asistencia que se hizo presente en el Cuscatlán y al 79’ salvó Deris Umanzor al cruzar su pierna cuando Nahúm Peralta filtró una pelota que Marlon López remató. El Chino fue el jugador más activo en la media cancha esteliana y, a pesar de tener algunos errores en entrega, fue el que más contacto intentó tener.

Entonces llegó lo de siempre, el gol rival en el ocaso del partido. Una historia que parece seguir con su nefasta sombra al Real Estelí. Edwin Sánchez aprovechó una pifia de Elmer Mejía y prolongó por izquierda donde se proyectó David Rugama que filtró un centro para que Víctor García se lanzara de palomita para darle la victoria al Águila.

Real Estelí tendrá que ganar en el Independencia por dos goles y además, con la responsabilidad de no permitir anotaciones. No fue la mejor versión del Tren y por momentos, dio la impresión de que se firmó el empate antes de conseguirlo, en otras palabras, Oto quiso repartir las peras antes de tenerlas en su mano y, con ya es costumbre, los nicaragüenses salieron derrotados.

LEAVE YOUR COMMENTS