Faltó Un Suspiro

Faltó Un Suspiro

58

Escrito Por: Camilo Velásquez

Faltó un suspiro y la Selección Nacional Sub-20 Femenina terminó derrotada con marcador de 1-0 frente a Costa Rica, una potencia del área, y ante una buena cantidad de aficionados que asistieron al Independencia. Nicaragua fue superada en todo el momento del partido por un rival que con más oficio y con un manejo acertado de pelota fue apoderándose de la cancha, pero las chavalas supieron aferrarse a un acertado planteamiento táctico diseñado por Elna Dixon.

La Azul y Blanco estuvo muy aplicada en zona defensiva con la dupla conformada por Sheyla Flores y Kesly Pérez, una de las variantes aplicadas por Dixon. Sheyla pasó a jugar con la zaga mientras que Natalie Orellana ocupó uno de los puestos como mediocampistas centrales junto a Alys Cruz, Jaclyn Gilday estuvo por un costado izquierdo mientras que Shanelly Treminio ocupó la punta.

Costa Rica impuso su ritmo desde el principio y con la conducción de Gloriana Villalobos fue llegando con peligro desde temprano. Al 7’ un cabezazo de Fernanda Sanabria fue desviado por Alicia Nororis, la figura de Nicaragua, al tiro de esquina. Nicaragua fue perdiendo el miedo escénico y poco a poco se fue sintiendo menos incómoda sobre la grama artificial y apostó a la contra buscando siempre a Shanelly Treminio y a Yessenia Flores.

Costa Rica volvió a llegar con peligro al 28’ cuando Nororis se equivocó en la salida y dejó un rebote que no supo aprovechar Stephanie Blanco que disparó por sobre el marco nacional. La única que tuvo Nicaragua fue a través de una descolgada de Shanelly Treminio que disparó por un costado. La presión tica nos fue complicando en la salida al punto que Gloria Bermúdez por izquierda y Diana Ortega por derecha entregaban pelotas constantemente y multiplicaban el trabajo de Gilday y Yessenia Flores. Al 39’ Alicia Nororis volvió a aparecer tapando un disparo de Fabiola Villalobos que había recibido una filtración de Juliett Navarro.

La segunda parte tuvo un inicio distinto, Nicaragua intentó tener mayor posesión de la pelota y por momentos lo consiguió, la media cancha mejoró con la llegada de Gilday al medio campo y la salida de Natalie Orellana que se resintió de una molestia física. Al 55’ nos salvamos, Kesly Pérez se complicó en la entrega y Gloriana Villalobos estuvo cerca de sorprender. La Azul y Blanco tuvo una jugada que pudo cambiar el partido, al 59’ cuando en una descolgada Yessenia Flores lideró una contra que dejó a tres nicas contra dos rivales, pero Yessenia se equivocó y en lugar de cruzar la pelota donde Treminio estaba sola y sin marca, disparó por fuera disipando nuestras opciones.

Costa Rica retomó el control de la pelota cerca del último tercio de juego y Nicaragua se fue quedando sin piernas y por momentos pegó de más, también obligada por la salvadoreña Sandra Benítez que fue condescendiente con las ticas y rigurosa con las nuestras. El descontrol nacional fue abriendo espacios que el rival supo aprovechar, hasta que al 90+3’, durante la última jugada del partido, se cumplió el adagio de los dos cabezazos en el área que terminó definiendo Maria Paula Coto.

A pesar de que el empate no cambiaba el destino, igualmente nos hubiese hecho enfrentarnos a El Salvador, si hubiese sido un aliciente motivacional importante para las muchachas que dieron un gran partido frente a una potencia regional. Más allá de eso no se le puede recriminar nada a un grupo de guerreras que han enamorado a la afición y que tendrá que jugar este sábado a las 8 PM frente a la invicta El Salvador por uno de los dos pases al premundial en Trinidad y Tobago.

LEAVE YOUR COMMENTS