Nos Faltó Gol

Nos Faltó Gol

89

Escrito Por: Camilo Velásquez

A la Azul y Blanco le faltó el gol en un partido bipolar que pudo inclinarse a favor de Nicaragua, pero la definición volvió a hacerse sentir y no se pudo rematar a Bolivia cuando se tuvo la posibilidad de hacerlo. La visita, con cinco titulares con respecto al partido que ganaron el 28 de marzo en La Paz contra Argentina, pasó apuros para ajustarse al césped artificial y, por sobre todas las cosas, a la velocidad en las transiciones nicaragüenses que utilizaron los costados para llegar con peligro. Elvis Figueroa por izquierda fue protagonista al llegar con constancia a línea de fondo mientras Josué Quijano lo hacía por derecha.

El arranque frío de La Verde dejó espacios para que Nicaragua tomara la iniciativa y con el liderazgo de Daniel Cadena, la Azul y Blanco hilvanó el ritmo del partido, y se apegó a la filosofía de la era Duarte: atacar sin importar el rival y las condiciones climatológicas. Al 11’ Nicaragua estuvo a punto de abrir el marcador cuando una incursión de Figueroa encontró a Carlos Chavarría que hizo un enganche para dejar pagando a Jordy Candia para rematar y estrellar su disparo en el travesaño.

La intensidad del partido debe de ser rescatable, y con mucha rapidez la Selección Nacional fue generando espacios con una correcta distribución de pelota y apertura de la cancha. Al 18’ Chavarría volvió a encontrarse una pelota, pero su disparo fue controlado por una completa estirada de Carlos Lampe.

Jorge García Hurtado debutó como titular y lo hizo bien. El delantero de Masaya fue atrevido e intentó, con constancia, ganar en movimientos tras la espalda de la zaga andina. Al 25’ tuvo la oportunidad de abrir el marcador con un violento remate cruzado que se fue haciendo un guiño al poste derecho boliviano. Y al 30’ una nueva atajada de Lampe en un disparo de Galeano hizo suspirar a las más de 12,000 personas que llegaron a alentar al más grande de los amores.

Bolivia tuvo una en la primera parte, la única de peligro que generó en ese período. Bruno Miranda ganó en el movimiento de la última línea nacional y quedó mano a mano con Diedrich Téllez que arriesgó la vida y consiguió desviar la pelota que aun, después de ser desviada, continuó recorriendo su camino hacia el marco hasta que apareció Cyril Errington para salvar sobre la línea. Por cierto, el trabajo del zaguero es digno de aplaudir porque estuvo atento en la marca y en los anticipos, se apegó a los relevos defensivos y por el aire estuvo intratable.

La segunda parte fue de otro cara, Bolivia mostró la superioridad esperada tras el despertar de Alejandro Chumacero que empezó a cobrar protagonismo mientras los Guerreros de disipaban, en parte porque el marcaje personal de José Vargas fue anulando a Daniel Cadena. Pero el partido se hubiese inclinado a nuestro favor si al 47’ Jorge García Hurtado no desaprovecha una inmejorable oportunidad cuando estaba solo frente a Lampe.

El posicionamiento y manejo del rival nos fue reduciendo hasta llevarnos al punto de limitarnos a correr tras la pelota. La salida de Jason Casco fue sensible y, a pesar del esfuerzo de Erick Téllez, la ausencia del Rey León se hizo notar. Nicaragua volvió a generar una oportunidad a balón estacionado cuando al 58’, aprovechando el adormecimiento de Bolivia, Daniel Cadena disparó dentro del área, pero Lampe volvió a tapar.

Un minuto después, y haciendo efectivo ese refrán que dice que cuando uno no los hace, los mira hacer, Raúl Castro filtró una pelota que no pudieron cortar Errington ni Téllez y dejó a Gilbert Álvarez solo frente a nuestro marco, y el delantero de CD Jorge Wilstermann no desaprovechó. La última del partido la tuvimos al 90+1’ cuando Marlon López le puso un pase perfecto a Bryan García, tratando de replicar el gol del granadino contra Panamá en Copa Centroamericana pero Lampe, la figura boliviana, volvió a tapar.

Al final una derrota que no consta de un sabor abismalmente amargo porque deben quedar cosas positivas que valen la pena destacar, la Selección no fue avasallada por un rival claramente superior, tuvo intensidad y transición efectiva en la ofensiva. Hay muchos detalles por afinar y se debe encontrar, urgentemente, la suplencia de Daniel Cadena de cara al 8 de julio contra Martinica.

2 COMMENTS

LEAVE YOUR COMMENTS