Campeones…..Otra Vez

Campeones…..Otra Vez

72

Escrito Por: Camilo Velásquez

Los primeros quince minutos mataron al CD Walter Ferretti que no tuvo la profundidad necesaria para rematar al Real Estelí que se coronó Campeón del Torneo de Clausura recurriendo a pelear hacia atrás, a refugiarse contra las cuerdas y a pedir la hora. Los rojinegros pisaron el césped del Independencia, lleno magistralmente para despedir al último gran ídolo rojiblanco, con un miedo escénico que terminó pasando factura.

Ferretti fue inmensamente superior al Tren del Norte pero no supo aprovechar las oportunidades que se fueron generando. Jorge García Hurtado tuvo una noche casi perfecta, pero su juventud le impide tener la frialdad que se necesita en estas instancias, pero si el de Masaya continúa en esta línea ascendente, será un muchacho lleno de grandeza. Está claro de que no hay manera de derrotar al Real Estelí con piernas flojas y con la mente llena de ruido, la tranquilidad que requirió Ferretti llegó demasiado tarde.

Al 3’ se equivocó Denis Espinoza entregando una pelota en bandeja de plata que Carlos Chavarría no supo aprovechar y envió su disparo por un costado y al 6’, demasiado pronto, el Real Estelí marcó el 1-0 tras un cobro de tiro de esquina que no supo resolver Carlos Membreño. El mediocampista se encontró con una pelota y en lugar de enviarla fuera nuevamente, la sirvió con su pecho para que Luis Manuel Galeano marcara a placer.

El local volvió a avisar al 12’ cuando Carlos Chavarría aprovechó la displicencia en marca de Eder Munive y disparó a la base del poste derecho del marco de Denis Espinoza. El Walter Ferretti fue aprovechando que el Estelí fue perdiendo empuje y le quitó la pelota y la iniciativa, Carlos Membreño pagó su error tempranero y cortó cuanta pelota pasaba frente a él y se animaba a distribuir con cambios de orientación acertados. El fútbol del Ferretti pasa por la pierna izquierda de José Bernardo Laureiro que tuvo que sacrificarse en gran medida para poder entrar en contacto con la pelota porque sus socios tuvieron poca capacidad asociativa, ni Norlan Cuadra ni Robinson Luiz fueron aportes para el uruguayo.

Al 37’ la visita sacó la cabeza del agua, encontró el aire que necesitaba y se puso a soñar. Laureiro tomó una pelota y apostó por la capacidad de Robinson Luiz para ganar la espalda de Josué Quijano, el brasileño controló la pelota y buscó apertura por un costado, fue sujetado por un instante por Quijano y se dejó caer. Erick Lezama, que ha sido un buen cliente durante la temporada, compró la zambullida del sudamericano y sentenció un penal inexistente que canjeó Laureiro para el 1-1.

El Ferretti se la creyó y a punto estuvo de empatar el marcador global al 45’ cuando Laureiro filtró una pelota que dejó a Jorge García en un mano a mano con Henry Maradiaga, pero el portero jalapeño supo resolver y mantuvo la ventaja del Tren. Antes de finalizar el primer tiempo, al 45+2’, Ariagner Smith ganó una pugna contra Alejandro Tapia y filtró para que Luis Manuel Galeano entrara al área y enviara un buscapié que llevaba como destinatario a Carlos Chavarría, pero Jessie López apareció salvador y envió el balón a la línea final.

En el complemento el Real Estelí desapareció, cedió la iniciativa y los espacios al Walter Ferretti y se refugió contra su marco. Los rojinegros aprovecharon y fueron hacia adelante, a buscar el partido y a hacer sufrir al gigante rojo y blanco. Al 50’ Jorge García con una media vuelta puso a prueba a Maradiaga, pero sin causar mayores inconvenientes, el Tren no supo reaccionar y se fue acorralando, el único disparo de peligro llegó al 55’ cuando Gregorio Tórres encontró una pelota suelta y remató, Denis Espinoza estuvo atento para enviar a la esquina.

Flavio da Silva buscó variantes ofensivas, y echó mano de Axel Villanueva y Darwin Ramírez, la antítesis de lo que hizo Otoniel Olivas que sacó a Carlos Chavarría para hacer ingresar a un zaguero, Jason Casco. Ferretti tuvo dos oportunidades más, al 63’ con un disparo light de Danilo Zúñiga que controló Maradiaga y al 71’ cuando Jorge García, el mejor del partido, intentó una chilena que sacó sobre la línea Francisco Steven Paz.

Al 82’ el Independencia vibró, Otoniel Olivas retiró a Gregorio Tórres, que pasó desapercibido, e hizo ingresar a Samuel Wilson. El coloso esteliano coreó el nombre del último gran ídolo del Real Estelí que trotó brevemente hacia el centro del campo. Fue, justamente, Wilson el último en probar al marco al 89’ cuando ingresó al área y disparó, la pelota fue controlada por Espinoza.

El Real Estelí pidió la hora con desesperación, sus jugadores se dejaron caer, se ganaron tarjetas amarillas voluntariamente para retrasar el partido y agradecieron la inexplicable decisión de Erick Lezama de únicamente agregar un minuto y cuarenta segundos a un partido que fue atrasado con alevosía por los locales.

LEAVE YOUR COMMENTS