100 Años de Historia y Fútbol

100 Años de Historia y Fútbol

57

DIRIANGÉN CENTENARIO

Por: Abimael Acebedo

Diriangén está cumpliendo 100 años, es el club de fútbol más antiguo y laureado del país. Diriamba, su ciudad, es sinónimo de fútbol y una fábrica de talentos, sin embargo los problemas organizativos, tienen a la institución sumergida en una actualidad que apena.

Sin imaginarse lo que se convertiría, un grupo de chavalos entusiastas fundaron un 15 de mayo de 1917, un imperio futbolístico consolidado en el siglo XX al que decidieron nombrar “Diriangén FC”.

Nombres como Enrique Baltodano, Buenaventura Rapacciolli, Demetrio González y Ramón Quintanilla figuran en la primera nómina histórica conformada como Diriangén FC. Los Caciques han logrado cosechar 25 títulos nacionales, seis de ellos adquiridos de 1940 a 1945 de forma consecutiva, su más cercano perseguidor es el Real Estelí con 13.

 Los mejores son albinegros

Hablar de Diriangén es llenarse la boca de historia y remembranzas. Muchos de los mejores futbolistas de nuestra historia llevaron en su torso la vestimenta a rayas negras y blancas, dentro de los cuales Mauricio Cruz y Pedro José “Peché” Jirón resaltan como referentes indiscutibles en las efemérides diriangenistas, ambos relucen en el Salón de la Fama del Deporte Nicaragüense.

1-principal-opcion-dos

Jirón es recordado por su carisma y la autoridad futbolística que desprendía en el medio campo. A punta de esfuerzo, disciplina y constancia logró escalar hasta lo más alto del fútbol nacional, donde con la selección, fue pieza clave en el triunfo nicaragüense ante Estudiantes de la Plata en 1966, uno de los hechos más icónicos de nuestro balompié.

En las calles cercanas al mítico reloj diriambino, la gente se sienta fuera de sus casas y también recuerda el liderazgo de Mauricio Cruz, aquel legendario jugador que decidió solo jugar para los colores caciques. Jugaba como delantero, pero su técnica exquisita le permitía fungir también como medio creativo. Ganó siete títulos nacionales como jugador y cuando decidió dirigir al equipo desde la línea con un buzo de entrenador también le hizo ganar otros siete campeonatos nacionales de 1991 a 2006.

Entre los más históricos de Centroamérica:

Los blanquinegros son la segunda institución deportiva más añeja del país, seguidos por el Bóer que se constituyó en 1905. Tienen el privilegio de ser el único equipo activo que nunca ha jugado una categoría de ascenso en el balompié nicaragüense.

Diriangén Futbol Club forma parte de los cinco equipos más antiguos de Centroamérica. Lideran este listado: CS Cartaginés (Costa Rica) y CD Olimpia (Honduras), fundados en 1906 y 1912 respectivamente. En tercer lugar se encuentran los Caciques instituidos en 1917, y se les suman desde Costa Rica: Liga Deportiva Alajuelense (1919) y CS Herediano (1921).

2-linea-de-tiempo

La cantera más productiva del país.

Diriamba siempre está produciendo jugadores. Los colores se inculcan y se respetan desde las pequeñas ligas, donde decenas de niños compiten y se divierten en las canchas de Carazo.

El respeto a los procesos de formación es fundamental en Diriangén, en base a esta premisa se ha logrado establecer una planilla importante conformada por jugadores de casa, donde resaltan Erick Téllez, Víctor Parrales, Jason y Luis Fernando Coronel. Y diez juveniles fueron los elegidos por el cuerpo técnico, para debutar en el equipo mayor en 2016, de los cuales resaltan: Brandon Mayorga, Cristopher Zelaya, Tulio López, Livio Bendaña y Mario Dávila.

 Acevedo: “Esta es una afición muy exigente”

Cuando el domingo se acerca, las calles de Diriamba respiran futbol, se inundan de nombres, historia y euforia, en esta ciudad cuando de Diriangén hablamos, las cosas no son tan fáciles. “Aquí es una ciudad complicada, aquí la obligación es ganar y ganar siempre, la gente a veces no entiende eso, mucha gente aquí quiere hacer de técnico, de árbitro”, explica Tyron Acevedo, director técnico del Cacique.

San Sebastián y Diriangén son temas de todas los días, las comparaciones entre jugadores, técnicos y directivos son una constante en las pláticas de la tarde.

“El diriambino es muy bueno para criticar y muy malo para sumar esfuerzos, aportes, gestión e incorporarse a una visión que permita capitalizar la historia y talento de Diriangén. Todo el mundo ―principalmente en las derrotas― critica, ataca al equipo y su entorno dirigencial, pero subile a 50 o 100 córdobas la entrada y vamos a ir los mismos 500 que vamos todos los domingos” resume Luis Sáenz Cordero, director de la revista Notifutgol.

 

3-aficionados

A pesar del simbolismo que Diriangén representa, el club ha tenido serios problemas de asistencia al estadio en los últimos años. Los malos resultados,  planteles poco competitivos, la falta de comodidad en el estadio, inseguridad y la televisación de los partidos son parte de las causas que provocan la baja presencia de aficionados en el Municipal Cacique Diriangén.  “La gente va a semifinales, va a los juegos claves, paga, se desborda, genera buenos llenos, pero la incapacidad de ganar esos partidos que marcan la diferencia entre el éxito y el fracaso se ha vuelto constante y frustrante” agrega Sáenz Cordero

 El Último Campeonato

Pronto se cumplirán once años de sequía, once largos años sin levantar un trofeo de campeones nacionales en la ciudad caraceña. El último se ganó un domingo 28 de mayo del 2006 ante el rival de siempre, el Real Estelí.

“Era un equipón salvaje, estaba Franklin (López), Emilio (Palacios), Chanampe…” rememora Remy Vanegas, jugador de aquel Diriangén histórico que venció al “Tren del Norte” en la Finalísima del 2006.

Diriangén había sido campeón de Apertura y Real Estelí consiguió el título del Clausura, dos campeones distintos forzaban una final extra, para definir al Campeón Nacional, que en aquella ocasión se jugaría en mayo de 2006.

Una lluvia despiadada, atrasó por media hora el arranque de la ida que se jugó en el Independencia de Estelí, los Caciques vencieron 1-2 de visitantes, con goles de Miguel Ángel Sánchez y William Mendieta, mientras que por los rojiblancos, descontó Francisco López.

En la vuelta, Real Estelí necesitaba ganar por dos goles en Diriamba para revertir la serie. Los norteños no pudieron descifrar el cerrojo defensivo de los caciques, hasta el minuto 92´ donde Rudel Calero marcó el único gol esteliano, que no fue suficiente.

Con un global de 2-2, Diriangén se coronó gracias a los dos goles de visita anotados en Estelí. “Recuerdo la celebración, fue un título que se celebró a lo grande, se desbordó la gente en Diriamba” recuerda Vanegas.

Actualidad Compleja

La afición quiere festejar el centenario con un campeonato y la realidad albinegra contrasta dramáticamente con el cumplimiento de las obligaciones históricas.

La directiva armó un equipo económico, de bajo perfil y escaso de figuras. Apostaron por Tyron Acevedo para dirigir el rumbo deportivo, un hombre de casa que conoce las estructuras de la institución que lo vio nacer.

“Para mí fue un regalo que Dios me dio, porque no cualquiera tiene la oportunidad de dirigir a un equipo en su centenario, lamentablemente no pudimos superar la final y quedamos fuera en tanda de penales”, declaró Acevedo, quien en tres torneos al frente del club, sorpresivamente ha mantenido al equipo clasificando a Semifinales por encima de los pronósticos.

4-tyron-acevedo

Sin embargo las posibilidades de título son muy escasas a menos que la situación actual cambie radicalmente. Todos en Diriamba conocen la precaria economía del decano del fútbol nacional: el atraso en los pagos, la incapacidad de contratar futbolistas de jerarquía, la baja taquilla, y la falta de patrocinadores importantes.

“Falta profesionalizar el futbol en Diriamba, todo mundo quiere jugar en Estelí porque paga bien, todos quieren venirse al (Walter) Ferretti porque tiene estabilidad económica, porque con ellos no andás detrás de un directivo para que te pague”. ― Luis Saénz Cordero, director de la revista Notifutgol.

En Diriamba, los jugadores de la cantera aspiran fichar por clubes económicamente más estables, la fuga de talentos es inevitable y la doctrina del “amor a la camiseta” parece esfumarse junto con el amateurismo del siglo pasado.

“Hay que mejorar todas las condiciones del club, hace falta comprometerse al cien por ciento, directiva y jugadores, el equipo que está tiene bastante paciencia, estamos esperando que las cosas mejoren”, declaró en su momento Remy Vanegas, jugador del Diriangén FC.

No se explota la imagen  de la institución, no existe un divulgador oficial, no hay página web. Diriangén debe reinventarse y dejar a un lado la forma arcaica de ver el fútbol y avanzar en la construcción del deporte alto rendimiento que le permita trascender y honrar su pasado rebosante de figuras y glorias.

LEAVE YOUR COMMENTS